Please reload

Please reload

La patética vida de Jean Claude Romand

Soy consciente de la dureza del título de este texto, pero nunca antes he encontrado algo escrito sobre lo que pesara tantísimo la palabra "patético". 

 

Di con el texto que relata esta historia a raíz de que un hombre de extraordinaria inteligencia que conozco me lo recomendara, y dadas sus referencias intelectuales no dude en comprarlo. Cuando comencé a leer El Adversario de Emmanuele Carrère, puesto que soy enemiga de leer las contraportadas de los libros, no sabía lo que me esperaba, el único conocimiento que tenía de esta obra era su calidad y que todo lo que contaba el escritor en cuestión era real. Sabiendo esto una va con otra predisposición a leer, no trataba sólo de sumergirme en el libro sino que intentaba comprenderlo con toda la empatía que me era posible, como si estuviera en mis manos en esos instantes en que abría las páginas el destino de todo aquello. Ya sabéis, esa extraña sensación de micro-omnipotencia que da la lectura de crónicas a veces. Conforme leía me parecía muy interesante la cuestión de la doble vida, es algo con muchos entresijos y cuya realidad me llamaba la atención, además la escritura de Carrère es muy ágil con lo que los pequeños detalles de la historia que aparentemente son irrelevantes pero que son en contraposición fundamentales para transmitirte la ambientación estaban muy bien escogido. Sin embargo, no pensé que fuera a sorprenderme gran cosa, todos hemos oído grandes historias de traficantes de armas con doble vida, o espías, o cualquier profesión llena de adrenalina e interés en sí misma. Esta historia me sorprendió precisamente porque no me esperaba ni lo más mínimo que la doble vida del tipo consistiera en algo tan ridículo como una cadena de mentiras irresoluble. Este hombre no ocultaba secretos de estado, una red de mercado negro o cualquier cosa que justificara lo más mínimo sus actos, sino que simple y llanamente estaba en el paro y le avergonzaba reconocerlo.

Los que no conozcan la historia seguramente estén confusos a estas alturas del texto, y no es para menos puesto que la trágica pantomima de este señor es tan grotesca que realmente el libro de Carrère es necesario leerlo para entender como es debido los actos de Jean Claude Romand.

 

Resumo: Jean Claude Romand mintió a toda su familia y amigos durante años contándoles que era un prestigioso médico que trabajaba para la OMS, cuando en realidad estaba en el paro y ni siquiera había terminado la carrera de medicina. Debido a ciertas contingencias, era sólo cuestión de tiempo que tras muchos años al fin la farsa pudiese ser desvelada, pero el sentimiento de vergüenza de sí mismo y de querer negar cualquier tipo de enfrentamiento era tal que antes de que supieran nada Jean Claude decidió matar a sus padres, sus hijos, su mujer e incluso a su perro, y después intentó suicidarse sin éxito.

 

Lo interesante del caso es que el tipo no tenía nada premeditado, sino que comenzó con una mentira inocente: "he aprobado el examen de medicina de 2º curso", y poco a poco fue acumulando tal cantidad de mentiras para tapar unas y otras que sencillamente su universo era completamente falso y el único que conocía la lamentable verdad de que aquel médico de éxito no existía era él.

 

No le des importancia, lector, a que te haya destripado el libro, pues el proceso de todo esto es tan interesante y grotesco, que te aseguro que disfrutarás el texto tanto como si no hubieras leído este artículo. Es sorprendente cómo se puede crear un monstruo de la manera tan triste y desde un ser tan débil.

 

Me llama mucho la antención la mirada del tipo, porque es tan descriptiva de sí mismo que hasta estremece. Se trata de alguien que se odia profundamente a sí mismo, se odia mucho más de lo que cualquiera pueda imaginar pues por ese odio, por esa vergüenza de sí, ha estado más de dos décadas completamente solo en su castillo imaginario. Debe de ser una carga terrorífica, sencillamente por lo inexcusable del asunto. Pero he aquí, que este caso es real.